La estación de autobuses de Avilés amplía el horario de la taquilla

Viajeros esperando en la estación de autobuses ayer por la tarde. / LVA

Desde esta semana puede adquirirse billetes y realizar recargas desde las siete de la mañana hasta las ocho y media de la tarde de lunes a viernes

Los usuarios habituales de la estación de autobuses de Avilés han comenzando a notar esta semana una nueva mejora en los servicios. La tan demandada ampliación del horario de las taquillas de información y venta de billetes han ampliado nuevamente su horario. Desde este pasado lunes están abiertas desde las siete de la mañana hasta las ocho y media de la tarde, cubriendo la práctica totalidad del horario de la estación, a excepción de los primeros trayectos de la mañana y los últimos de la jornada. Eso, de lunes a viernes, porque de momento los sábados, domingos y festivos, seguirá sin prestarse ese servicio.

Esa ampliación del horario había sido muy demandada no solo por los usuarios sino además por los colectivos vecinales prácticamente desde hace tres años. El servicio de taquilla se perdió con el confinamiento y tardó meses en recuperarse. Cuando lo hizo, fue solo de forma parcial en unas horas por la mañana, y progresivamente fue ampliándose hasta alcanzar ahora el horario continuo. En paralelo, supone una mejora también para los trabajadores, que aunque siguen en un ERTE parcial, ya que aún no han recuperado su horario completo, sí amplían su jornada.

«Todo lo que sea ampliar es positivo, pero de momento no es suficiente», confiesa Sofía Amor, una avilesina que utiliza diariamente el autobús para desplazarse a su puesto trabajo en Oviedo y que piensa en las dificultades a las que se enfrentan los viajeros más avanzada edad y aquellos que no son hábiles con las máquinas expendedoras, que además fallan con regularidad, imposibilitando en ocasiones la adquisición de billetes. «La sensación es de abandono», señala esta usuaria.

De momento el servicio seguirá sin prestarse ni fines de semana ni festivos, manteniéndose solo las máquinas

De la misma manera, Cristina González, que requería del servicio de atención en taquilla para recargar su tarjeta, se dio cuenta de que podía agilizar la espera de muchas personas ayudándolas ella misma con el uso de las máquinas de venta rápida: «Suele ocurrir que la gente mayor se desespera y se siente desplazada», relata. Ayer asistió, entre otros, a Francisco Cimarra, de ochenta años, convencido erróneamente de que el billete era más barato en la máquina.

Enlace de origen : La estación de autobuses de Avilés amplía el horario de la taquilla